Universidad y Oposiciones

Share Button

Dentro del interesante mundo de la docencia en el que en ocasiones me detengo en el blog, una cuestión no suficientemente debatida en los últimos tiempos es la relación entre la Universidad y el sistema de oposiciones, teniendo en cuenta los cambios en la metodología docente que derivan de la adaptación al sistema Bolonia por la Universidad española; es un tema de un contenido más complejo del que inicialmente pudiera parecer, más allá de la valoración que sobre el propio sistema de oposición como mecanismo de acceso a la función pública pueda tenerse. Me refiero a cuestiones como la contradicción existente entre las habilidades y objetivos perseguidos por el sistema Bolonia  (competencias y conocimiento práctico) y los propios de la oposición (memoria, por ejemplo): no tengo claro (o si lo tengo pero no con el razonamiento lo suficientemente elaborado como para pronunciarme todavía) qué sistema es mejor, pero lo que sí tengo es que ambos planteamientos son contradictorios.

En todo caso, me aproximo a este tema para daros noticia de un  reciente trabajo de mi amigo Diego Vigil, opositor de éxito y Registrador de la Propiedad en Zaragoza (sí, pese a lo que escribo tengo amigos registradores…..), al que en numerosas ocasiones le he escuchado cosas muy interesantes sobre aquéllos aspectos que la oposición (más bien la preparación de la oposición) tiene de interesante para que nuestro sistema Bolonia absorba, consideraciones que por mi propia experiencia práctica de opositor y docente comparto. El trabajo se se titula “EL ESTUDIO DEL DERECHO EN LAS OPOSICIONES: POSIBLES APORTACIONES A LA VIDA UNIVERSITARIA”, y lo tenéis disponible aquí. Enhorabuena Diego, espero que lo disfrutéis.

Share Button
  1. Blanca 30 ene 2014 | reply

    Muchísimas gracias por enlazar el trabajo de Don Diego Vigil.
    Sus trabajos son buenísimos, incluido su libro de consejos para opositar con éxito (no falta en mi estantería).
    Yo estudié con sistema tradicional y Bolonia. Para mí Bolonia puede ser muy eficiente según como lo adopte cada profesor. Pero el requisito de literalidad que se exige en oposición no llega a alcanzarse con ningún sistema. Quizás también es “responsabilidad” del alumno adoptar ciertas técnicas de estudio lo más acorde con exigencias de su oposición.
    Un saludo.

  2. Mª del Mar Gómez 30 ene 2014 | reply

    Interesante contraposición entre el alumno universitario y el alumno opositor … Y me he encontrado la cita del trabajo de un amigo en la nota 31… gracias por compartirlo!

Leave a Comment

reset all fields