Sobre Gobierno Corporativo y cumplimiento normativo

Share Button

En no pocas entradas del blog me he referido, desde hace tiempo, a la relación entre cumplimiento normativo en sentido amplio y consejo de administración y normas de buen gobierno corporativo, o lo que es lo mismo, a las implicaciones mercantiles en el ámbito societario y de los órganos de administración de las personas jurídicas, del conocido como cumplimiento normativo o compliance penal. No me detengo más en ello, y me remito a todas esas entradas, sin embargo, me permito recomendaros a los interesados en el tema, y en general, en el Buen Gobierno Corporativo en sentido amplio, la reciente obra colectiva dirigida por los profesores Fernández-Albor Baltar y Pérez Carrillo, Actores, actuaciones y controles del buen gobierno societario y financiero, 2018, Marcial Pons.

Como destaca su propio resumen “El Gobierno Corporativo ha adquirido en los últimos años -podría afirmarse- el don de la ubicuidad. Buen gobierno es entendido hoy como un “deber” inherente a la estructura de toda sociedad, no solo la que estructura la gran empresa, sino también la de dimensiones algo más reducidas. Tanto es así que hoy en día el mal gobierno se percibe como un riesgo que afecta al valor de las entidades. Y si ello puede afirmarse respecto de cualquier empresario colectivo, societario o no, resulta mucho más acuciante en aquellas que desarrollan sus actividades en el sector financiero. Con el título Actores, actuaciones, controles del buen gobierno societario y financiero se presenta esta obra colectiva que recoge las investigaciones de un amplio equipo de profesores que de una u otra forma (cursos, seminarios, proyectos de investigación) participaron durante años en las actividades del Centro de Responsabilidad Social, Gobierno Corporativo y Protección del Inversor de la Universidad de Santiago de Compostela.
La primera parte del volumen lleva el título de “Reformas del Derecho de sociedades y servicios financieros impulsadas desde el movimiento de gobierno corporativo”. Se divide en dos grandes subapartados, en cada uno de los cuales se insertan los capítulos del libro: “Visión actual y perspectivas del buen gobierno”, por un lado y “Organizaciones y gobernanza responsable”, por otro lado. Refleja bien las grandes líneas del gobierno corporativo actual, a caballo entre la influencia de las entidades bancarias y financieras en general, y la visión de responsabilidad y sostenibilidad. En la segunda parte, titulada “Actores del buen gobierno y del control”, se recogen capítulos en torno a, por un lado, la llamada “Gobernanza de intereses” (administración, accionistas, inversores), dejando para la siguiente sección los capítulos sobre “Control, clientela y aspectos internacionales”.
Buen gobierno, retribuciones, comisiones del consejo, funcionamiento de la junta general, gobernanza de productos, impacto de las nuevas tecnologías, de la contabilidad y de la auditoría por citar algunos aspectos principales que son recogidos en la obra, dan cuenta con detalle del estado actual y de las perspectivas de una ciencia apasionante como es el Gobierno Corporativo.”

En fin, una nueva obra colectiva que nos permite profundizar en todas las vertientes del Buen Gobierno Corporativo en sentido amplio, como respuesta normativa y/o de autogobierno a la crisis financiera. ¡Toca estudiarla!

Share Button